Tiempos Dracónicos

Red Sunset On Cocoa Beach

Tú y Yo

: Como un atardecer, que quema la piel con un tono rojizo mientras el sol es tragado por el mar. Y la brisa fresca de la tarde ondea tu caballo que refleja el cielo que no decide que tono de rojo le queda mejor y pasea por todas las tonalidades carmesí que la vista es capaz de observar.

Yo:   inmutable te observo mientras sonríes al atardecer, al sol que escapa por el borde del horizonte y dibuja tu sonrisa de distintos colores, impregnando tus labios de tonos naturales, llenado tu mirada de fuego, mientras la tarde termina rápidamente, el tiempo se hace eterno, y al mismo tiempo con una prisa inexplicable, la última luz del día se ahoga en la sal del atlántico. Y solo te miro. Mientras me sonríes.

: Un mar de calidez en la noche más oscura, la primera estrella del atardecer, la última en desaparecer al amanecer, una súper nova contenida en la piel, me sonríes, me miras, pierdo completamente la razón, me siento anonadado, queriendo alargar este momento lo más que el tiempo lo permita, trazo una fotografía mental del rostro que me mira, como una luna llena, recordarlo imperativo, olvidarlo imposible.

Yo: Yo solo puedo sonreír, puedes verlo en mis ojos, hay tanto que me gustaría decir, pero no tengo la fuerza para decir palabras, creo que con una mirada es suficiente, una caricia, una sonrisa, las palabras realmente sobran, mientras el sol desaparece y solo nos ilumina la primera luz plateada de la noche, la brisa fría marina nos saca del trance. Es hora de regresar.

Tú y Yo: Compartir el silencio. Sin decir nada, que tan solo tu mirada me diga todo lo que quiero escuchar.

comments powered by Disqus