Tiempos Dracónicos

Soundtrack de un Año #9: Everything Is Everything

Cambiar siempre es difícil, evolucionar, reconstruir, recrear, empezar, siempre cuesta un mundo dar el primer paso para nosotros los humanos, nos tomamos la libertad de acostumbrarnos a algo, un sentimiento, un par de zapatos, un trabajo, una situación y luego nos cuesta mucho salir de ella y cambiar aunque sea tóxica y nos haga daño.

Mi profesión está basada en la computación y la informática, la arquitectura de sistemas, y todo lo que tiene que ver con cosas con inteligencia artificial. El cambio para mi es algo tan natural, que regularmente no lo resisto, me abrazo directamente a él en aras que no me agarre desprevenido. Pero sin embargo en todo el tiempo que tengo trabajando en este medio, y con la experiencia que he adquirido laboralmente, no me alcanzarán jamás para suplir los cambios sustanciales más básicos de la vida. Esos para los que ningún curso, carrera o persona te puede preparar hasta que ya los tienes encima y se meten debajo de tu piel y hacen estragos en tu corazón.

Les pongo un ejemplo: Tener un hijo es algo para lo que nadie está preparado, si seguramente lloraré de la alegría el día que sostenga en mis brazos mi primogénito por primera vez en algún cuarto de algún hospital en cualquier lugar del planeta, estoy seguro que me será imposible estar listo o preparado para la marea de emociones que abrumarán mi alma en ese instante. Y ese es solo un ejemplo de tantos, hay tantas cosas que nos hacen dudar y trastabillar a veces, que pienso que aunque quiera cambiar el mundo, aún hay cosas que me aterra cambiar por el principio básico de ser humano. Y es que el miedo al cambio es una cosa natural, es un trueque de la comodidad por lo desconocido sin saber la posibilidad de éxito.

The Miseducation of Lauryn Hill

The Miseducation of Lauryn Hill

Y sin embargo, cada día que puedo intento cambiar algo, por más pequeño que sea, la diferencia la hacen los detalles y mientras más detalles pueda cambiar y hacerlos mejor, pues, más poder para mi.

El tema del día de hoy, lo canta Lauryn Hill, uno de los integrantes de lo Fugees. Durante mi adolescencia mi espectro dinámico musical se abrió a lugares insospechados, llevandome a los lugares más recónditos de la historia (cosa a la que le dedicaré una semana completa cuando regresemos a la Caracas de 1950) y entre tanto metal y rock, y demás cosas que escuchaba un día pasando los canales escuche este tema, y le presté atención. Y con este tema hay una frase que trato de recordarmela cada vez que puedo por la carga positiva emocional que tiene:

 

Everything is everything

What is meant to be, will be

After winter, must come spring

Change, it comes eventually

 

comments powered by Disqus