Tiempos Dracónicos

El Presidente de Schrödinger

Aclaratoria: No me gusta escribir sobre política, pero este tema que contemplare a continuación es solo una alucinación consciente, así que aquí va:

Erwin Schrödinger era un físico austriaco que desarrollo unos cuantos avances en física cuántica, quizás el más conocido de todos es el experimento del gato de Schrödinger, donde se colocaba un gato en una caja con un veneno. Luego se liberaba el veneno, y mientras la caja permaneciese cerrada, no sabríamos si el gato permanecía vivo, o si había muerto así que estaba en los dos estados, vivo y muerto. Es una explicación muy sencilla de la física cuántica sin matices ni complicaciones.

1000_Schilling_Erwin_Schrödinger_obverse

100 Schillings, Moneda de Austria con El Físico Erwin Schrödinger en al Anverso

En Venezuela no sabemos si el presidente actual vive, o por el contrario murió hace tiempo, o está en el camino al cielo (O al infierno, o su reencarnación, o a la iluminación, pick your poison) lo que sí sabemos es que el país está en los dos estados (vivo y muerto) y con una paralización mental y sistemática que afecta a todo y a todos. Nadie invierte, nadie intenta nada, y todos esperamos pacientemente (y algunos con una sobredosis de fanatismo extremo, digna de rivalizar la escuela religiosa) a que haya algún anuncio, o si quiera, una seña, una luz, que nos indique cual es el camino a partir de mañana. Seguimos en un estasis “estancatorio” – ¿es eso una palabra? El español da para todo- en el cual nadie se mueve ni nadie respira, solo observa y espera.

Los personajes ilustrados (por que parecieran haber salido de una tira cómica de Rayma/Zapata) que dirigen la nación (si a esto le podemos llamar dirigir) solo hacen su mejor interpretación de una claque, y aplauden y ríen sin saber bien que hacer o cómo reaccionar ante la situación ponzoñosa que tienen frente.

Mientras tanto el venezolano de a pie, el legendario Juan Bimba, y su comitiva trabajadora de día a día, franquea la escasez y los índices absurdos de muertes violentas todos los días. Dicen que no hay peor ciego que aquel que no quiere ver, y de esos estamos a manos llenas. Como si este estancamiento sistemático fuese la llegada del mesías y haya que celebrar que efectivamente todo está detenido. Obviamente hay que verlo de los dos lados, ese mismo Juan Bimba que hace su fila y espera 4 horas por un kilo de pollo y un paquete de maíz pre-cocido molido para hacer la “Increíble y Famosa Arepa Pérdida” nunca se había sentido tan representado y parte del sistema como en estos últimos 14 años de auto destrucción.

Hugo Chávez y Hillary Clinton

Hugo Chávez y Hillary Clinton

Quien se suscribe en este mini artículo de opinión gris, tuvo la oportunidad de estudiar, visitar otros países, entender cómo funciona el mundo, y otros tantos privilegios que para bien o para mal, han ido mermando a medida que ha pasado el tiempo, si bien para equilibrar las comunidades, o para controlarlas como cabras en un corral.

Después de toda esta sarta de opiniones que tengan sentido o no, o carezcan quizás del trasfondo cultural necesario para entender que está sucediendo realmente, mi pregunta, la razón por la cual estas líneas se escriben, es la que todos, todos los días, nos hacemos antes de dormir:

¿Qué sucederá cuándo destapemos la caja, y sepamos el estado absoluto del gato?

comments powered by Disqus