Tiempos Dracónicos

Visión Bucefalorama

Contraste del Bucéfalo

Hoy es lunes, uno de los días más temidos por la humanidad, ¿cómo ajustarse a la realidad después de dos días echado?

Es un lunes amargo, los sucesos del fin de semana aún frescos en mi memoria, cosas fantasmales que suceden a miles de kilómetros de distancia, y cosas insólitas que suceden en el patio del municipio donde vivo.

Empecemos por los sucesos fantasmales: Un avión sale de Malaysia hace ya unas 60 o más horas en el momento que escribo esto, y simplemente se desvaneció de los radares. Nadie sabe a ciencia cierta que sucedió, así que solo hago eco: al parecer el avión sufrió algún tipo de percance y se desapareció de la faz de la tierra. Se barajan varias teorías, cada una más escalofriante que la anterior. Terrorismo; Que sencillamente explotó en la mitad del océano; Que quizás se apagó totalmente y cayó en picada y se hundió en el mar, nadie se salvó.  La relación ruido señal es demasiado desproporcionada, y hasta que no den con los restos del avión no sabremos que sucedió a ciencia cierta. 

Hablamos de un Boeing 777, un armatoste volador de 150 toneladas (vacío) con 232 pasajeros, también se habla mucho que habían pasajeros con pasaportes falsos. 

Lo más fantasmal y horrible de todo, es que a alguien se le ocurrió la sensata idea de marcarle a uno de los pasajeros. La respuesta que el lector pronunciaría es “Ah pero si el avión se estrelló no quedó nada vivo, esos celulares están muertos bajo el agua” y la respuesta real es: “El teléfono repicó hasta ir al buzón, tres veces lo intentaron.”. Cuando leí esto sinceramente no supe que sentir. Es lo más raro y disturbador que he leído en mucho tiempo en un diario. 

Boeing 777 Austríaco. Es enorme (Aunque no se note)

Boeing 777 Austríaco. Es enorme (Aunque no se note)

Sigamos con los sucesos locales: La ciudad dónde vivo está fuera de control; ya no sé quien es quien, o si quiera que quieren, hay una ola de insensatez desmedida de lado y lado, donde te agarren mal parado llevas del bulto por estar en el sitio y hora incorrecto. Contamos muchas barricadas en las calles de distintas urbanizaciones que detienen el tráfico y mantienen la mitad de la ciudad incomunicada. Las incendian y ese humo tóxico de distintas cosas que queman están empezando a hacer mella en la salud de los vecinos adyacentes.

El summun del caos lo vivimos el fin de semana, cuando sin razón aparente inmolaron un módulo de uno de las líneas de transporte de la ciudad, frente a la embajada de Canadá, en la plaza que ha sido objeto de increíble abuso de poder del orden público. Hay formas de hacer las cosas bien, formas de hacer las cosas mal, y gente que quema las inocentes casetas del metrobús. 

Raspando Canilla en la Protesta

En mi camino a la oficina, hay una de estas barricadas, tiene 7 días en el sitio, la quitan y los vecinos la vuelven a armar dejando un solo canal abierto. Hoy habían unos muchachos con pancartas con distintos mensajes, mientras yo iba en mi bucéfalo, tratando de pensar en soluciones para los problemas que me atañen en el trabajo (atrasado por demás). Y mientras pasábamos por la barricada pesadamente, sonaba con un alarido Pastor López por los parlantes de la unidad gris por todos lados. 

Golpe con golpe yo pago
Beso con beso devuelvo
esa es la ley del amor
que yo aprendí
que yo aprendí 

Su cumbia raspa canilla atormentando a todo el mundo por igual; Era un contraste tan raro, mientras dentro de aquella caja de acero y plástico sonaba la música de un carnaval o festival, alegre, festiva, rápida y bailable, con trompetas chillonas y el cencerro y el triángulo haciendo de las suyas, afuera la ciudad mostraba una cara demacrada, desgastada, cansada y por sobre todo desordenada y sin identidad.

Es una ciudad llena de dualidad, donde se viven 5 o 6 realidades distintas por distintos sectores de sus habitantes, donde algunos no terminan de enterarse de lo que sucede a su alrededor, otros se desinteresan, algunos responden de forma negativa y pare usted de contar.

Dicen que dicen que los derechos de uno terminan donde empiezan los del otro. Sabrá Dios que nos tiene preparado el futuro, pero por el camino que vamos probablemente tardemos otro par de semanas en enterarnos. O quizás no. 

Oye, traicionera, aunque yo me muera
Dónde yo me encuentre, rogaré por tu alma

Canta Pastor a todo gañote, mientras los jóvenes nos ven pasar.

comments powered by Disqus